COMUNICADO OFICIAL

A causa de la crisis sanitaria provocada por la COVID-19, tanto la organización como autoridades y equipos deberán llevar a cabo una serie de medidas que aseguren el perfecto desarrollo de la competición.

Entre ellas se destaca:

  • La caravana de la vuelta se dividirá por cápsulas de seguridad, las cuales restringirán todo contacto posible entre sí. Éstas se dividirán en grupos: equipos, organización, seguridad de la prueba y jurado técnico.
  • Estos grupos aislados se alojarán en hoteles diferentes. Cada uno llevará a cabo su labor correspondiente en cada etapa y volverá a su hospedaje limitando todo contacto con otros grupos y el exterior.
  • Accesos restringidos a los recintos de salida y llegada para el público a los que únicamente podrá acceder todo personal acreditado.
  • Con el propósito de eliminar cualquier contacto que ponga en peligro la salud de los corredores o del personal de la carrera, quedará totalmente prohibido que el público pueda tratar directamente con los corredores, impidiendo así la posibilidad de obtener autógrafos o fotografías con los ciclistas.